Problemas de Cultura Organizacional: ¿Cómo Enfrentarlos Eficazmente?

La cultura organizacional se define por las normas y valores que rigen una empresa, y se manifiesta en dos ámbitos: interno y externo. Internamente, abarca cómo la empresa se relaciona con sus trabajadores, las relaciones internas, políticas de bienestar, y el clima laboral. Externamente, refleja el comportamiento y actitud social de la empresa hacia sus clientes y el público en general, formando una imagen corporativa coherente.

Para que esta sea efectiva, debe permitir que los empleados se identifiquen con lo que se transmite socialmente. Cuando surgen problemas en esta cultura, es crucial que el gerente general, como principal moldeador, lidere la resolución de estos desafíos.

El Rol del Gerente General en Situaciones Críticas

El gerente general debe reconocer la importancia de una cultura organizacional fuerte y consistente. Ser un ejemplo vivo de esta cultura es fundamental para lograr buenos resultados y resolver cualquier problema que surja.

Pasos para Abordar Problemas en la Cultura Organizacional

  1. Identificar Disparadores de Comportamientos Negativos: Detectar qué situaciones o prácticas están generando problemas.
  2. Utilizar Herramientas Cuantitativas y Cualitativas: Las primeras se trata de aplicar encuestas para obtener datos concretos sobre la percepción y el clima organizacional. La segunda, consiste en realizar grupos focales, entrevistas y otras técnicas para entender las percepciones y sentimientos de los empleados.
  3. Desarrollar Estrategias con Participación Proactiva del Gerente: Involucrar al gerente general en la creación y ejecución de estrategias para mejorarla. De ser necesario tomar decisiones fuertes, como el reemplazo de gerentes que perpetúan una cultura negativa.

Elementos Claves de una Cultura Organizacional Saludable

  • Definir Claramente los Valores de la Compañía: Establecer qué quiere conseguir la empresa, por qué lo hace y en qué cree.
  • Evaluar la Necesidad de Cambios: Realizar grupos de discusión para revisar los valores establecidos y abordar problemas específicos.
  • Contratar Personas Alineadas con la Cultura: Seleccionar empleados que compartan y refuercen los valores y objetivos de la empresa.
  • Reforzar la Marca Interna: Implementar iniciativas como cursos de formación y actividades que la fortalezcan.
  • Medir y Evaluar: Comprobar si el talento contratado es adecuado y si los empleados actuales están motivados y alineados con la cultura de la empresa.

En definitiva, enfrentar problemas en la cultura organizacional requiere un enfoque estructurado y la participación activa del liderazgo. Los gerentes deben ser líderes que promuevan una cultura coherente y positiva, asegurándose de que las prácticas y valores de la empresa estén alineados con sus objetivos estratégicos. Medir continuamente y ajustar las estrategias garantiza que la misma siga siendo una ventaja competitiva y un motor de éxito empresarial.

Publicaciones recomendadas